Alarma Salah. La presencia de la gran estrella del Liverpool en el partido del martes contra el Barcelona peligra. El futbolista ‘red’ dejó el partido contra el Newcastle por lesión y sus gestos no hacían presagiar nada bueno.

Salah salió malparado de una salida del portero Dubravka, que le golpeó y el egipcio se llevó un tremendo golpe en la cabeza y luego también en la caída.

El jugador del Liverpool, y gran esperanza para soñar con la remontada en Anfield, se llevó las manos a la cabeza y salió del partido en camilla y llorando, temiendo una lesión importante que le podría dejar sin jugar contra el Barça.

Klopp dio esperanzas a los aficionados del Liverpool: “El médico tuvo que tomar una decisión y la decisión fue que abandonara el campo. Cuando entramos, él estaba sentado en el vestuario viendo el partido. Estaba bien, pero tenemos que esperar”.

La marcha del crack dejó tocado al Liverpool, pero acabó ganando un partido que era un final. Un tanto de Origi en el 86′, ya sin Salah en el campo, permite a los de Klopp seguir soñando con la Premier. Con la Champions veremos el martes. ¿Con o sin Mohamed Salah?